¿Cómo podemos calcular tus medidas solo con la altura y el peso?

En el año 2006 presentamos un trabajo en el prestigioso congreso ISEA donde confirmábamos que el sistema más complejo de mediciones antropométricas pormenorizadas no se correspondía con las medidas de la bicicleta del ciclista de alto rendimiento. Las razones para ellos son múltiples, pero se engloban todas bajo una misma común: cada uno somos distintos, más allá de la métrica.

Han pasado 12 años desde entonces y muchas cosas han cambiado. Pese a que seguimos pensando que la perfección exige especificidad, no es menos cierto que la mayoría de los ciclistas pueden tener unas métricas aproximativas de la bicicleta con dos factores conjuntos que se afectan entre si. Las cuestiones métricas y mis capacidades fisiológicas individuales. De este modo, renunciamos a complejos sistemas de medición (en muchas ocasiones son tan complejos que el operador comete errores de sesgo) y nos centramos en medidas universalmente conocidas como la altura y el peso. Encontramos que solo la altura es tan precisa o imprecisa a la hora de dar medidas de la bicicleta como medir otros 50 parámetros. ¿Por qué? Por que ninguna medida aislada que olvide parámetros funcionales puede ser precisa. Por lo tanto dejamos que el usuario nos de información básica y en función a ellas calculamos sus medidas.

Esto hace que las fórmulas se ajusten mucho más a un estudio biomecánica presencial y si bien nunca servirán para arreglar problemas complejos (asimetrías, disbalances o proporcionalidad extremas), son válidas para la gran mayoría de los ciclistas que no tengan problemas en la bici.

Como colofón, decirte que la precisión de las medidas no es la clave de bóveda que sujeta la perfecta conjunción de bici y ciclista. Es un proceso neuromuscular muy complejo donde las sensaciones pueden dar tanta información relevante como prescindible para que la seguridad del fit sea pleno. Esto quiere decir que si has movido las medidas de la bicicleta mil veces de modo insatisfactorio no creas que estas fórmulas ni ninguna otra te va a aliviar. La solución está en ti y en seguir consejos que quizás no tengan que ver con el destornillador y la llave allen. Esto, pese a ser complejo, es lo que te ha de hacer comprender la utilidad y limitaciones de los sistemas de medición como el que te proporcionamos. Si estas métricas no te satisfacen no busques otras mejores. Mírate a ti y empieza buscando en tu organismo el origen del problema.

Nos gusta el ciclismo y queremos ayudarte. Hablemos.